En el mobiliario de cafetería se permite la aplicación de una gran variedad de materiales para combinar la calidez de la madera, laminados plásticos, postformados y superficies sólidas, así como la durabilidad e higiene de los metales inoxidables, granito, onix, entre muchos otros.

El objetivo es crear un ambiente agradable y funcional al consumidor para la parte operativa.

En este sector se ha logrado la incorporación de equipos en barra y contra-barra para ofrecer productos calientes como cafés espressos, americanos, tés, crepas, sándwiches, paninis y los equipos fríos para bebidas como frapuccinos, cafés y tés fríos, repostería, ensaladas, entre otros.

Las barras son el primer distintivo de una cafetería, usualmente aquí se monta la máquina cafetera y el área de caja de cobro, por lo que se puede trabajar con distintas líneas de diseño, aquellas que muestra totalmente un frente de MDF con laminado plástico tanto liso como curvo o las que exhiben producto que el cliente mismo pueda tomar.

En las contrabarras se monta la mayoría de los equipos calientes, tales como creperas, hornos y planchas de panini, asimismo, se integran unidades de bebidas frías con licuadoras para hielo, así como tarjas de lavado. 

Estas estaciones están diseñadas para que, una vez entregado el producto, el cliente se retire de la barra y así este espacio tenga un flujo constante. Aquí se colocan dispensadores de servilletas, popotes, chutes de basura y azucareros, todos estos accesorios dispensadores también son suministrados por Fox Steel.